?Actualmente tenemos varios compañeros con casos graves de salud y han tenido que vender sus enseres por falta de recursos?

Freddy Solano

Gremio cinco puestos

"Ya todo el mundo está aferrado a lo ilícito, a traer cosas que vienen de otros países"

Román Maldonado

Gremio de autobuseros

Transportistas de frontera venden sus enseres para sobrevivir

Fabiola Barrera | La Prensa Táchira.- Muchos han sido los trabajadores quienes han dejado de percibir ingresos económicos tras el cierre de frontera. Y es que la pandemia de la COVID-19 afectó la vida de todos de una u otra forma, en mayor o menor medida. 

Tal es el caso de los transportistas de pasajeros que hacían vida en la zona de San Antonio del Táchira. Freddy Solano, representante del gremio de los carros de cinco puestos, indicó que desde el cierre de la frontera esa ruta quedó completamente inhabilitada. 

Destacó que la venta de víveres y verduras han sido la tabla de salvación de quienes antes se dedicaban a movilizar personas hacia San Antonio desde San Cristóbal y viceversa. "Actualmente tenemos varios compañeros con casos graves de salud y han tenido que vender sus enseres por falta de recursos".    

Agregó que uno de los agremiados debió vender hasta la cocina, pues su esposa sufrió un derrame cerebral y no tiene ingresos para costear exámenes y tratamientos. 

Hizo el llamado al gobierno para que se les permita trabajar, con todas las normas de bioseguridad. 

En la desidia

Román Maldonado, representante del gremio de autobuseros que hacían vida en la zona de frontera asegura que viven en la desidia, pues unas catorce mil familias no tienen ingresos desde el cierre de la frontera, a raíz de la llegada de la COVID-19 al país. 

"Estamos olvidados del gobierno nacional. Tenemos derecho al trabajo, por lo que exigimos que nos miren". 

Añadió que ante la situación, se han visto en la obligación de migrar hacia otras actividades que no garantizan el ingreso adecuado para subsistir. 

Puntualizó que en este gremio, la mayoría de trabajadores son de la tercera edad, por lo que no pueden llevar a cabo actividades que requieran esfuerzo físico. "Todo está caro e internacionalizado y estamos afectados?ya no realizamos actividades económicas lícitas, ya todo el mundo está aferrado a lo ilícito, a traer cosas que vienen de otros países", dijo. 

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias
Locales

Bernal avizora apertura comercial en la frontera 

| comentarios